Jump to content
Search In
  • More options...
Find results that contain...
Find results in...

Recommended Posts

"¡Ey baboso!, yo elijo a quien me cojo". Con ese –y otros gritos- cientos de mujeres se manifestaron esta tarde en el Obelisco. ¿El objetivo? Decir basta al acoso que sufren las mujeres todos los días.

 

10892lamarchadelasputasunmovimientoencon-1.jpg

 

"Cuando te tocan el culo en el subte o te "apoyan" en el colectivo o cuando te gritan puta por la calle sólo por el modo de vestirte, todo eso es violencia", clamaban –megáfono en mano- las organizadoras de esta marcha que llegó desde Canadá.

Es que "La marcha de las putas" está inspirada en una manifestación que tuvo lugar en Toronto en repudio a los polémicos dichos de un policía sobre las violaciones que sufren las mujeres.

Todo comenzó el 24 de enero pasado cuando un policía llamado Michael Sanguinetti dio una charla en la Facultad de Derecho de Osgoode Hall en Toronto sobre cómo evitar la violencia sexual. "Las mujeres deberían dejar de vestirse como putas para evitar violaciones", disparó y se armó un escándalo.

22210_marcha_putas-1.jpg

 

Las canadienses Sonya Barnett y Heather Jarvis no podían creer lo que acababan de escuchar y decidieron que tenían que hacer algo. No podían permitir que ejemplos como este siguieran dando vueltas. Entonces, se organizaron y el 3 de abril pasado realizaron la primera "Slutwalk " o "Marcha de las putas". Las siguieron miles.

 

Con jeans ajustadísimos, minifaldas, tacos para el vértigo y escotes que dejaban sin aliento, miles de mujeres las copiaron. La marcha se replicó en ciudades como Melbourne, Brisbane, Saskatoon, Montreal, Los Ángeles, Seattle, Filadelfia, Londres y Nueva Delhi, entre muchas otras.

“La violencia no tiene fronteras sucede en Canadá que es un país casi perfecto hasta Nueva Dehli donde no se puede hablar de la mujer y su sexualidad”, dijo Victoria Sandrini, una de las organizadoras.

"Alerta, alerta, alerta que camina, la marcha de las putas por América latina", cantaban esta tarde-noche las argentinas –y extranjeras que se sumaron- desde Buenos Aires.

Con carteles que decían "No quiero tu piropo, quiero tu respeto", "No es no" o "Puta yo y tu madre", estas mujeres –y también muchos hombres- dijeron basta al acoso.

"Es algo de lo que no se habla pero que sufrimos todos los días", repetía Victoria.

Dulcinea es mexicana y no dudó en sumarse, con muy poquita ropa, a la marcha. Ella rechaza el “modo patriarcal de ser mujeres que imponen los hombres y qué hacer con nuestros cuerpos”. “Caminé tres cuadras y me gritaron puta y les dije que sí, soy puta y a mucha honra. A veces cobro y a veces lo hago por placer. Todavía los hombres creen que tienen el derecho de acercarse a nuestros cuerpos solo porque somos mujeres, divinas”, contó.

Ana Laura está cansada del “acosos sexual verbal que se esconde detrás de la palabra piropo. No es lo mismo que te griten en el subte se te cayó un pétalo que que tetas mamita. Es algo muy desestabilizador, es violento. Nada justifica que nos digan o hagan barbaridades”.

"No importa la vestimenta, el lugar, ni la compañía; nada justifica la imposición de relaciones sexuales o el acoso sexual", recalcan estas mujeres.

Ludmila dejó sin aliento a más de uno con su belleza, sus botas altas y su minifalda. Pero allí, en el Obelisco nadie le dijo nada. “Está lleno de hombres acá también y la idea es el respeto a la mujer, poder caminar por la calle como una quiere y no tener que estar cuidándose de un abuso verbal o corporal”, el dijo a Clarín.com.

En Buenos Aires, la marcha llevó también la firma de Flavia Baca Hubeid, una de las organizadoras: "Lo que va a quedar en claro con esta marcha es que las mujeres estamos cansadas de callarnos y ya no tenemos miedo de salir a la calle y reclamar por un derecho tan básico como es el respeto".

Organizadas a través de Facebook las chicas llegaron puntuales, a las 6 pm, como estaba previsto y al costado del Obelisco desafiaron al frío y al machismo y al estigma. Para que quede claro que, no importa cuán corta sea una minifalda, cuando una mujer dice no, es no.

 

Info: clarin

  • Upvote 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Similar Content

    • By Alejo

      Introducción
      Photopea es un editor de imágenes avanzado, que puede trabajar con gráficos raster y vectoriales. Puede usarlo para tareas simples, como cambiar el tamaño de las imágenes, así como tareas complejas, como diseñar páginas web, crear ilustraciones, procesar fotografías y más.
      Este sitio web le enseñará cómo usar Photopea paso a paso. Comenzaremos con las tareas básicas y progresaremos gradualmente hacia características más complejas. Los capítulos (a la izquierda) se han organizado, de modo que cada capítulo utiliza solo el conocimiento de los capítulos anteriores, para que pueda aprender de manera efectiva y eficiente.
       
      Colores
      En este momento, Photopea funciona con el espacio de color sRGB (el espacio de color básico para la web), con la profundidad de color de 8 bits. Todos los archivos exportados usan sRGB, también.
       
      Iniciar y utilizar Photopea
      Photopea editor funciona en un navegador web. Se puede iniciar yendo a www.Photopea.com.
      Photopea puede ejecutarse en cualquier dispositivo (computadora de escritorio, computadora portátil, tableta, teléfono o cualquier otra computadora), pero para mayor comodidad, recomendamos tener una pantalla grande, un dispositivo señalador preciso (un mouse o un lápiz) y un teclado.
      Photopea se ejecuta completamente en su dispositivo, al igual que Sketch o Photoshop. No carga ninguno de sus archivos a internet. Puede cargar Photopea.com, desconectarse de Internet y seguir usándolo completamente fuera de línea. Ninguno de tus archivos sale de tu computadora.

      SITIO OFICIAL:
      https://www.photopea.com/
       

    • By GutZ

      En este mundo de locos en el que vivimos, donde por un lado escondemos información bajo contraseña, pero por otro utilizamos aplicaciones que permiten que cualquier persona, cual GPS,  ubique nuestra posición en el globo, la paranoia de la inseguridad se acrecienta. Al conectarse a la red existe siempre el peligro de exponernos a personas que, directa o indirectamente, pueden atentar contra nuestra seguridad. Para prevenirlo existe Cocoon.
       

       
      Cocoon es un complemento para Firefox que te permite navegar a través de un servidor proxy. Es decir, navegar desde tu ordenador, pero como si no estuvieras en él. En otras palabras, navegar anónimamente. Además de esta virtud, que no es novedad en el mercado, lo que hace a Cocoon interesante es la combinación de varios elementos que vuelven a la navegación, además de anónima, segura y libre de virus.
      Estas prestaciones casi únicas le permitían gozar de fundamentos suficientes para cobrar por sus servicios. Y con esa filosofía nació Cocoon. No obstante, sus creadores anunciaron que, desde ahora, la aplicación estará disponible de forma gratuita para quien decida utilizarla.
      El problema que encuentran los creadores es la tasa de crecimiento de usuarios asiduos a la aplicación. Eso comentaba Jeff Bermant, co-fundador de Cocoon, en una entrevista en Abril de este año. Desde principios de 2011, cuando se lanzó una beta pública, Cocoon fue instalado por alrededor de unas 4.000 personas.
      A partir de ese momento, 6.000 usuarios más se han hecho con el complemento. Pero pese a ser un interesante número, los creadores quieren experimentar un crecimiento significativamente mayor que ese. “Queremos mejorar la experiencia del usuario en su totalidad”, dice Bermant, y por su tono de voz exponía al precio del producto como principal enemigo para conseguirlo.
       
      https://getcocoon.com/
       
       

    • By CulturaTecno

      El hackeo a Facebook que afectó a unas 30 millones de cuentas de la plataforma habría sido perpetrado por spammers.
      La conclusión preliminar de la red social ha sido confirmada por diversas fuentes familiarizadas con los hallazgos de la investigación interna de la compañía de Mark Zuckerberg, ha informado The Wall Street Journal (WSJ).

       
      Los piratas informáticos no parecen tener nexos con algún país, como los que llevan a cabo las campañas de desinformación provenientes de Rusia o Irán, sino que están afiliados a una presunta empresa de marketing digital, cuyo objetivo es ganar dinero a través de publicidad engañosa en Facebook e Instagram. Según las fuentes de WSJ, el equipo de seguridad de la red social ya conocía las actividades de dicha compañía.
      Hasta ahora, Facebook no ha querido revelar públicamente la identidad de los hackers dado que actualmente sigue cooperando con la investigación del FBI (Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos). La plataforma dio a conocer el hackeo el pasado 28 de septiembre, aunque su equipo de seguridad comenzó a investigarlo desde tres días antes, el 25 de septiembre.
      Los piratas informáticos habrían aprovechado una vulnerabilidad relacionada con la función "Ver como" para robar las credenciales de 30 millones de usuarios, con lo cual obtuvieron acceso completo a sus perfiles, lo que les permite modificar la publicidad que ven en la red social. En un principio, la plataforma había reportado que eran 50 millones de cuentas las perjudicadas.
      Facebook estima que los hackers accedieron a la información básica de 14 millones de cuentas, como sus nombres y contactos, incluyendo números de teléfono, direcciones de correo electrónico, género, estado de relación, búsquedas y registro, así como a los nombres y contactos de 15 millones de usuarios. Sin embargo, considera que no reunieron información del otro millón de cuentas restantes que fueron afectadas.
       
      [Hypertextual]
       

×