Jump to content
Search In
  • More options...
Find results that contain...
Find results in...
Sign in to follow this  
SheShu

Programa 111 mil - Comentarios y Criticas

Recommended Posts

111mil-home.jpg

 

Oficialmente:

 

Quote

¿Qué es 111 Mil?

111 Mil es un plan nacional que busca formar en los próximos cuatro años a 100.000 programadores, 10.000 profesionales y 1.000 emprendedores. El objetivo es cubrir la demanda laboral de las Industrias Basadas en el Conocimiento, uno de los sectores que más crece y exporta en Argentina.

¿Cómo y dónde se cursa?

El curso dura dos cuatrimestres y podes hacerlo en las instituciones acreditadas. Se dicta en escuelas técnicas, centros de formación profesional y universidades. Terminás la cursada, rendís un examen y te entregamos un certificado. Si tenés conocimientos previos, podés obtenerlo directamente. Los exámenes podés rendirlos en junio o diciembre.

¿Para qué sirve?

El plan te capacita y certifica para que puedas trabajar en las mejores empresas del sector. Te da herramientas de desarrollo de software para diferentes usos y destinatarios. Hay más de 45.000 empresas que te están esperando.

¿Qué validez tiene el plan?

El certificado que brinda 111 Mil tiene validez nacional y está avalado por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Producción de la Nación.

 

Enlace Oficial: https://www.argentina.gob.ar/111mil

 

Hay personas como yo que están todo el dia leyendo en internet. A veces podemos hablarles de la decisión que tomo el CEO de Xiaomi en China hace 2 hs, o que evento llevará adelante Apple dentro de 30 días, o hablarles de un dispositivo de Hardware que hace 1 semana esta en el mercado de Japón, pero nos sorprenden cosas que ocurren en nuestro propio pais y de las cuales miles de personas ya están al tanto!

A principios de este año, cursando en la universidad tome programación como materia. Era Verano, hacía calor, no teníamos aire acondicionado aun ya que las aulas eran nuevas y explotaban de gente. Cuando se termina de tomar lista, se pregunta "No nombre a alguien" y varias personas levantan la mano.

Entonces, se dan diferentes comentarios entre los NO llamados y se menciona que son personas del curso "111 mil" y no estaban listado. El profesor averigua  si existe una lista paralela y efectivamente no. 

El cuatrimestre arrancaba para todos, las personas del 111 mil cursaban igual a nosotros, pero no se les tomaba lista, no rendían los parciales y menos un final, ya que ellos tenían un examen aparte. De la gente de 111 mil, Nadie terminó el curso. Principalmente porque en programación 1 aquí se aprende a implementar Algoritmos con PseInt. Luego recién en POO se comienza con Java. Es entendible, si su examen comprendía Java, poco podía ayudar el conocimiento de un Pseudo Lenguaje para chicos.

Muchas de estas personas estaban ilusionadas que realizando un curso rapido de 2 cuatrimestres podrían tener una herramienta para comenzar a trabajar, pero se dieron cuenta que en realidad si quieren ser profesionales mas allá de entender un poquito programación, tenían que seguir toda la carrera de grado y estudiar los 5 años completos como nosotros, o al menos los 3 primeros de la tecnicatura.

Entendí charlando con ellos que lo que cursaban estaba lejos de lo que esperaban y por eso la desilusión de muchos y la gran cantidad de deserción. Espero volver a verlos a todos cursando la carrera completa de programación y dando un esfuerzo por ser profesionales, principalmente porque todos eran personas muy jóvenes, (No es mi caso :( ) y realmente les quedan muchos años adelante para obtener las herramientas necesarias y así forjarse un mejor futuro, mas ideal, con el mejor de los éxitos, llena de desafíos y nuevas experiencias diarias tanto en tecnología como en códigos y programación!

 

  • Upvote 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Hay una nota muy interesante llamada "Evitemos 111 mil frustraciones" que claramente es importante leer, principalmente aquellas personas que quieren apuntarse en el programa 111 mil sin mucha idea de lo que les espera.

Quote

El Gobierno de la Nación Argentina presentó el plan 111 mil que tiene como objetivo capacitar a 111 mil programadores en cuatro años y comienza en abril de este año. Suena bien y tiene buenas intenciones, pero como está planteado sólo generará frustraciones en los participantes y una alta deserción. Y es uno de esos casos donde el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Esta nota la escribo desde mi experiencia personal y de empresa enseñando a programar (ver detalles al final del artículo), no es de puro hater (persona con odio o pesimismo constante) ni tampoco lo planteo desde un punto de vista opositor políticamente.

“Todo aquel que tenga un certificado 111 mil, va a tener un empleo en Argentina” afirma categóricamente Carlos Palotti, Subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos, a cargo del plan.

Todo lo que aquí menciono es en base a 3 pilares: 1) El sitio web, 2) La entrevista de RedUsers a Carlos Palotti, subsecretario a cargo del programa y 3) Una entrevista personal que tuve en el Ministerio de Producción hace unos días, la cual solicité cuando me enteré del plan para ponerme a disposición a ver si podía aportar en algo.

Como me entusiasma que programas como estos funcionen, decidí hacer esta nota crítica con la esperanza de que puedan retocar algo antes del inicio del plan; y con un poco de esperanza de estar totalmente equivocado y que quede registro de ello.

El primer problema que me genera la foto

Si el público objetivo es principalmente el joven, tenemos un problema de generación. Miremos la foto de presentación del evento. ¿Toda esta gente es la que va a definir cómo los jóvenes de 18 años van a aprender a programar para el futuro? ¿Cuántos de los que están ahí programan? ¿Y cuántos estuvieron enseñando programación? Se que tiene un poco de chicana este comentario pero también un poco de verdad.

¿De qué va el programa?

El programa 111Mil plantea el problema que tiene el mercado de falta de personal técnico idóneo en la industria del desarrollo del software. Hasta allí es una descripción del escenario acertada. Por eso el Ministerio de Producción -a cargo del programa- en conjunto con el Ministerio de Educación, plantean capacitar 111 mil programadores en cuatro años, de los cuales se espera que 10 mil se conviertan en profesionales universitarios luego y mil en emprendedores.

El objetivo final es emplear más gente y facturar más en exportación de desarrollo de software aumentando en 1% el PBI. El Estado para ello gastará más o menos unos $12.000 por persona para lograr los objetivos de capacitarla y que ingrese al mercado laboral.

Para ello se está convocando profesores y sedes para dictar un curso de dos cuatrimestres en lógica, algoritmos, java, programación orientada a objetos y bases de datos. Por algún motivo que desconozco, la convocatoria se hace desde un email de gmail y no .gob.ar.

También se están convocando jóvenes que recién terminan el secundario o están por terminarlo para que se anoten en el curso y evitar que terminen cocinando hamburguesas en McDonalds o de repositores en Coto. Igualmente, el programa está abierto a personas de cualquier edad con secundario terminado o a punto de terminar, por lo que si bien tiene un público objetivo, no lo limita.


Ya hay anotados 15.000 personas que en realidad no saben ni dónde, ni cómo, ni qué van a cursar. Hay muy poca información al respecto porque en el fondo, todo se está organizando todavía. De esos 15.000, la mitad como mucho después seguro no iniciará porque la sede no le servirá geográficamente, no podrá hacerlo en el horario o frecuencia que le toque o no le interesará. Es difícil anotarse formalmente en un curso sin saber nada sobre él.

La capacitación será de 400 horas lo que da para 2 cuatrimestres una frecuencia semanal de 3 veces por semana 3 horas por clase aunque queda supeditado a lo que decida cada sede. Una vez terminadas las 400 horas, hay 200 horas más de práctica en una empresa o si no consiguen empresas en la zona, serán horas de práctica en la sede. Y luego el alumno deberá rendir un examen online.

En forma poco clara, se dice que algunas sedes a lo mejor, tal vez, darán parte de la capacitación online. Y en otras sedes puede ser que tengan computadoras con Internet y haya en lugar de un profesor, un coach(asistente) que ayude al alumno a seguir las clases en línea.

Los egresados tendrán un “título” con el nombre de Analista del Conocimiento — Trayecto Programador.

¿Tiene título señorita? Si, claro, soy Analista del Conocimiento ;).

 

Pueden ver la nota completa en el siguiente enlace:

https://medium.com/@maxifirtman/evitemos-111-mil-frustraciones-7d090845a794

 

  • Upvote 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

  • Similar Content

    • By INURBANO

      En Argentina, estos últimos años, cerca de un tercio de los autos se compraron con “autoplanes” y sólo en 2017 hubo unos 600 mil nuevos suscriptores, según cifras del mercado. La modalidad, desconocida en muchos países, está muy arraigada en Argentina.
      En la forma más usada, el esquema permite abonar un vehículo durante siete años, en cuotas variables que cada mes se calculan dividiendo por 84 el valor actualizado del 0 km, más cargos varios que pueden elevar la suma un 14%. Eso se hace en grupos de 168 compradores que van recibiendo los vehículos a razón de dos por mes, uno por sorteo y otro por licitación.
      Se trata de una lógica que funciona bien en tiempos de estabilidad. Pero este año los cero kilómetro ya acumulan aumentos del 60 al 80%, que se trasladaron a las cuotas y dejaron a los ahorristas en una situación compleja. Algunos, incluso, pasaron a pagar más del doble que hace un año porque al alza del precio se sumó que su modelo fue discontinuado por la fábrica y el plan pasó a ajustarse por uno similar más costoso. Todo lo cual generó una ola de reclamos en entidades de consumidores.
      “Las consultas de usuarios damnificados se multiplicaron, en especial desde la devaluación. Hay cuotas que subieron 60 o 70% incluso de un mes al otro. A gente que pagaba $ 5 mil le empezaron a llegar $ 9 mil, y ya no pueden cumplir más. Quedaron atrapados”, cuenta Osvaldo Riopedre, abogado de la asociación Adecua.
      Ocurre que, si deja de pagar, el ahorrista puede recuperar el dinero aportado al valor actualizado, pero eso no comprende los cargos extra y para cobrar debe esperar al final del plazo previsto (pueden ser años). Otra opción es vender el plan, a un precio que siempre será menor a lo ya pagado.
      “De cualquier modo se pierde. Pero la peor situación es para los que ya les dieron el vehículo y deben cuotas. Porque, para ellos, dejar de pagar implica que le hagan un juicio para secuestrarles el auto y rematarlo, algo en lo que se cometen todo tipo de atropellos”, agrega Adrián Bengolea, presidente de Usuarios y Consumidores Unidos (UCU), donde también han recibido “muchísimas consultas de gente que ya no puede pagar”.
      “Las cuotas deben seguir linealmente el precio de los autos. Esto es para asegurar que todos los aportantes puedan tener su unidad. Lo que pasó es que, a nivel mercado, de diciembre a octubre, los precios variaron en torno al 75%, cuando el dólar lo hizo más de un 100%. Eso debió trasladarse mayormente. Aunque, en nuestro caso, la suba de las cuotas rondó el 60% porque una parte fue absorbida por la terminal para atenuar el impacto, algo que se compensará en 2019”, asegura Santos Doncel Jones, gerente general de Autoahorro Volkswagen.
      El ejecutivo estima que en el país hoy hay 1,2 a 1,5 millón deudores de planes de ahorro. Y reconoce que, en la situación actual, “hay más clientes que se atrasan con el pago o renuncian al plan”, especialmente entre los que todavía no tienen el auto.
      [Clarin.com]
       

    • By SheShu

      Recorrida por la GameShow 2018, la mayor feria de Video Juegos en Argentina que se realizó entre el Viernes 25 y el Domingo 28 de Octubre de 2018 en Costa Salguero.
      Twitter: @inurbanosCom | https://twitter.com/inurbanosCom/
      Facebook: @inurbanosCom | https://www.facebook.com/inurbanosCom/
       
       
       

    • By SheShu

      Muy Buenas a Todos!
      Nuevamente y por 4ta. oportunidad consecutiva hemos tenido la suerte de poder asistir a la Gameshow Argentina junto a mi hija Valentina y realmente la pasamos muy bien, Esta demas decir que es recomendado para todos aquellos amantes de los videojuegos, sean PC o Consolas, hay de todo para cada gusto. 
      Queríamos compartir algunas fotos con ustedes que sacamos durante el evento, y sobre todo para aquellos que aun No fueron o que aun no están decididos de ir tengan una idea de lo que se vio en la feria y sobre todo de recomendarles si van que no se olviden de pasar por el stand de "Ramen Gratis"que ofrecen para todos los que quieran probar, muy Rico!
       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

    • By Manu

      La provincia de Buenos Aires es el distrito con mayor cantidad de viviendas, con unos 1376 vehículos. Entre ambos censos la situación se mantuvo más o menos estable. Algo similar ocurrió en Capital Federal, cuyas estadísticas oscilaron entre 74 (en 2001) y 97 unidades (en 2010), respectivamente.
      Durante ese mismo período, las provincias que más crecieron en número fueron Corrientes (de 73 a 230, con una variación de 215,1%) y Formosa (de 41 a 109, con una variación de 165,9%). Por el contrario, las que menos vehículos registraron fueron Mendoza (de 219 a 94, con una variación de -57,1%) y Tucumán (de 151 a 103, con una variación de -31,8%).
       
      Las razones de la mudanza
      A la hora de alejarse de lo usual, los motivos que suelen inclinar la balanza son bastante diversos, pero muchos encuentran como denominador común situaciones críticas que instan al cambio.
      Andrés, de 57 años, reside desde hace ocho años en una casa rodante emplazada sobre Costa Rica y Medrano. Esa decisión -ayudada por los vecinos- le permitió superar una profunda depresión.
      La mitad de su vida la pasó en la calle, "deambulando de plaza en plaza", hasta que llegó a Palermo y decidió echar raíces. Cuenta que, de alguna manera, "la buena vibra del lugar" le hizo ver que las cosas iban a ser distintas esta vez y afirma no haberse equivocado.
       

       
      Andrés disfruta al máximo de su nuevo hogar y del cuidado del pequeño jardín que corona la entrada.
      Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
       
      Su pequeño hogar está rodeado de un aura especial y sobresale en la interminable fila de autos estacionados. Una pizarra negra con un mensaje escrito en tiza bendice y brinda la bienvenida. Sin protocolos, Andrés invita a recorrerlo y la charla se desarrolla en un diminuto comedor, el corazón de su morada, cuya ventana da hacia ese colorido jardín que tiene delante.
      El panel solar, montado en el techo para obtener energía eléctrica, y los estantes apilados en el interior del vehículo con libros, fotos, herramientas y utensilios de cocina brindan indicios del pasado de un hombre que supo acomodarse. Andrés divide sus jornadas entre la lectura de la Biblia, que comparte los jueves con los usuarios del subte, y la refacción de objetos rotos que la comunidad le acerca a cambio de alimentos o ropa, nunca de dinero porque una promesa religiosa que hizo le impide aceptarlo.
      Fueron esos mismos vecinos quienes años atrás evitaron que la remodelación de la plaza se llevara consigo a este hombre, cuando todavía vivía en la calle. Entre todos, compraron el rodante, convertido ahora en su casa y también en el punto de reuniones de varias noches de primavera y verano.
      Datos curiosos. Dentro del país, las provincias que concentran el mayor porcentaje de viviendas móviles son: Santiago del Estero (sobre un total de 197.906 viviendas, 0,11% son rodantes), Salta (de 267,075 viviendas, 0,11% ), San Luis (de 177,766, 0,11%), Chubut (de 147.176, 0,10%), Chaco (de 270.133, 0,09%), Corrientes (de 248.844, 0,09%) y Entre Ríos (de 357.250, 0,06%).
       
      Sacrificio y nuevos hábitos
      La historia de Mónica y Víctor también refleja deseos de superación. Este matrimonio decidió, junto a sus tres hijos, de 15, 12 y 10 años, instalarse en Costanera Norte, donde venden carnada desde hace más de diez años. Son conocidos en la zona y eso, aseguran, facilitó la adaptación.
      Los dos explican que así encontraron la manera de ahorrar el dinero del alquiler para poder comprarse un terreno y concretar el sueño de tener una vivienda propia. "Alquilar es vivir para otro. Ahora, logramos guardar unos 1500 pesos por mes. No nos prohibimos nada y podemos estar tranquilos", comenta Víctor mientras le vende mercadería a un grupo de pescadores que se acerca a su puesto.
       

      Mónica y Víctor tienen su casa en la Costanera.
      Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
       
      Pocos metros más adelante se divisa el rodante de esta pareja, con capacidad para seis personas. "Tenemos un bañito y un tanque. La gente del Abanico [una parrilla cercana] nos provee el agua. Cocinamos como si vos cocinaras en tu casa. No hay mucha diferencia", describe Mónica. Luego confiesa: "El invierno es un poco duro, pero igual se pasa. Nosotros trabajamos aquí las 24 horas".
      Comunidad virtual. El fuerte interés que despiertan las casas rodantes en los argentinos llevó a los aficionados a querer tener presencia en las redes sociales. Es el caso de "Rodanteando", un espacio dedicado íntegramente a las viviendas móviles. Allí, sus miembros comparten experiencias e intercambian consejos sobre esta nueva práctica.
      A 500 kilómetros de distancia, en la ciudad de Lucas González (Entre Ríos) se encuentra Rubén, un médico veterinario de 57 años que también adoptó las viviendas móviles con el fin de mejorar su ingreso y disfrutar del "espíritu errático" que le proporcionan las escapadas que realiza con su familia.
      "Me da autonomía y la posibilidad de estar en diferentes lugares. De tener una vida más libre", dice a LA NACION este profesional que reside en una vivienda móvil, de lunes a viernes, y regresa al confort de su hogar, ubicado a 70 kilómetros de distancia, los fines de semana. Su consultorio está estratégicamente ubicado frente al rodante, donde además come y duerme junto a Mora, su pastora inglesa.
      En un futuro, planea incorporarle al vehículo un quirófano móvil para realizar tareas ambulantes con perros callejeros en diferentes provincias. Mientras lo logra, lo tiene como una manera de reducir los gastos diarios y como una alternativa para aislarse "del mundo" al alcance de su mano.
       
      UN SINTOMA DEL DEFICIT HABITACIONAL
      Dan Adaszko, sociólogo e investigador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, explicó que optar por este tipo de viviendas representa uno de "los tantos síntomas del déficit habitacional" que existen actualmente en la Argentina.
      El especialista detalló a que quienes deciden mudarse a una vivienda móvil lo hacen "como consecuencia de la imposibilidad de acceder a una vivienda propia", aunque también están aquellos que adoptan este estilo de vida porque lo conciben como algo "funcional a la actividad económica que realizan.
      En ese contexto, Adaszko subrayó que la alternativa de las casas rodantes cobra fuerza hoy porque hay familias y hogares que no pueden entrar en el mercado formal del alquiler y prefieren evitar los préstamos de terceros. Por eso, se inclinan por abrazar esta modalidad, que los salva de situaciones de vulnerabilidad y hasta de ilegalidad.
      Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents ..
       
       
      [Diario La nacion]

    • By INURBANO

      Palabras del Propio Schoklender, Hijo politico de Hebe y las Madres de Plaza de Mayo..
       
       

×