Jump to content
NiKo

Death Stranding: Lo ultimo para la play 4 de Hideo Kojima

Recommended Posts

La historia está centrada en Sam Porter Bridges, interpretado por el actor Norman Reedus (Daryl, en The Walking Dead), un solitario y ermitaño repartidor de paquetes que trabaja para la corporación Bridges, al parecer una especie de Amazon, mientras intenta sobrevivir en un Estados Unidos post-apocalíptico donde la vida y la muerte están en el mismo plano. Ese episodio, según Kojima, le da nombre al videojuego.

 

Los paquetes, un tema central en el juego, son cargados por Sam en distintas partes del cuerpo: los lleva en la espalda, brazos y hasta las piernas dependiendo la cantidad que tenga que transportar de un puesto avanzado a otro. Estos, además, son configurables desde el complejo menú para equilibrar el peso, ya que habrá que recorrer distancias enormes, cruzar ríos y hasta escalar montañas. El objetivo principal es volver a "conectar" a la humanidad enlazando esos puestos y así lograr que renazca Estados Unidos. 

 

Pero esa no será la única tarea que deberemos realizar en Death Stranding, también está la búsqueda familiar para rescatar a su hermana Amelie (la versión de Lindsay Wagner rejuvenecida digitalmente) de un terrorista conocido como Higgs (Troy Baker). Su madre, la presidenta de Bridge y lo que queda del país (también Wagner), es quien lo envía en esta cruzada por tierras desoladas.

 

Además de la destacada actuación de Reedus, Death Stranding tiene una constelación de actores de Hollywood que le dan vida y voz a los personajes: Léa Seydoux encarna a una misteriosa mujer llamada Fragile, el director mexicano Guillermo del Toro es Deadman, Nicolas Winding Refn representa a Heartman, Margaret Qualley es Mama y Mads Mikkelsen es el responsable de introducirnos en la historia de BB (bebé).

 

 

 

La mente compleja de Hideo Kojima

 

En los primeros momentos de juego cuesta incorporar acrónimos que el japonés acostumbra a utilizar en sus obras, por ejemplo en la saga Metal Gear. En este caso son “BT”  y “BB”. El primero representa a los espíritus semi-incorpóreos de los humanos difuntos que quedaron en este estado tras el Death Stranding, los cuales son mucho más poderosos que una persona estándar. El otro, justamente, nombra al bebito que Sam lleva en una cápsula adhosado a su traje a la altura del vientre.

 

¿Por qué son especiales? Cuando accedés a un área infestada de BT, el jugador recibe una notificación con una breve cinemática donde su odradek (escáner montado en el hombro) aparece y comienza a aletear salvajemente en la dirección del más cercano. Lo mismo hace el BB (el bebito que portamos en la cápsula) que también llorará y comenzará a angustiarse a medida que se acerque a ellos. Escanear el área a su alrededor es la única forma de “ver” los BT, que aparecen como sombras borrosas de un humano, flotando en el aire conectado a una especie de cordón umbilical

 

También aparecen nombres como “Doom”, “Mengua”, “red Quiral” y “la Playa”. Acá va un consejo: no intentes encontrar su significado o tratar de averiguar de qué se trata todo esto en Internet, porque todo se irá aclarando en el transcurso del juego. Death Stranding es para disfrutarlo lentamente, sin prisa y sin pausa.

 

El sistema multijugador

 

Como señalamos anteriormente, uno los mayores ganchos de la historia en Death Stranding es su misión de conectar las Ciudades Unidas de América, que reemplazó a los Estados Unidos de América, después de que ocurriera el Death Stranding. Sin embargo, esa conexión se extiende más allá de la historia y lo coloca en uno de los puntos sorprendentes de la obra, uno que Kojima Productions llamó el Social Strand System.

Este particular sistema multijugador permite que los jugadores puedan ayudarse mutuamente y de manera flexible. Esto se ve con claridad al llegar a un obstáculo, como un río que necesita ser cruzado o un acantilado que necesita ser escalado, ahí podrás utilizar alguna de las herramientas en el juego como escaleras o cuerdas para superarlos.

 

También tendrás la posibilidad de optar por desmantelarlo para recuperar recursos o dejar todo como está para que aparezca en la sesión de otro jugador. Todo está conectado y fluye con total naturalidad logrando así una experiencia colaborativa como pocas veces hemos visto en un título de PlayStation.

 

Asimismo, si el jugador coloca un objeto particularmente útil, otro puede sentirse lo suficientemente agradecido como para otorgarle algunos “Me gusta” que tienen incidencia en tu personaje. Estos "likes" se acumulan a medida que avanza el juego, y son las recompensas que obtienes por completar la mayoría de tus entregas de carga. Los gustos actúan como puntos de experiencia.

 

Después de cada misión, la cantidad de "Me gusta" que ganaste se divide en categorías, y esas categorías suben de nivel individualmente en función de lo que hiciste.

 

Además de las herramientas pequeñas, se pueden construir estructuras grandes y dejarlas para que otros jugadores las usen. Los generadores para cargar vehículos, pequeños armarios de almacenamiento, puentes, carreteras e incluso casas de seguridad más adelante en el juego pueden también ser diseñados y utilizados por otros. Estos se vuelven increíblemente útiles a medida que atravesas terrenos más complejos, con lugares cada vez más peligrosos.

 

Los enemigos

 

A medida que pasa el tiempo, surge un sistema de combate estilo acción en tercera persona, pero de ninguna manera es el núcleo del juego. Además de los encuentros con diversos enemigos dispersos por este mundo distópico, Death Stranding tiene peleas de jefes, que varían enormemente.

Si bien el foco está puesto en repartir paquetes, Kojima aporta el nivel de acción al que nos acostumbró con sus juegos. Eso sí, el combate no es una mecánica que usarás para tu primer tercio del juego, y se introduce paso a paso.

 

Los primeros enemigos que aparecen son los MULE, unos hombres que alguna vez fueron como Sam, pero cayeron en la locura y ahora recorren la tierra para robar las cargas de los transportadores. No hay forma de luchar contra ellos, y la única salida al menos al comienzo es evitarlos. Con la progresión del juego llegará la posibilidad de pelear a mano limpia y portar armas de fuego no letales. A diferencia de los BT, estos no pueden matarte, simplemente te incapacitan y roban tu carga.

 

También aparecen los famosos monstruos de fin de la etapa, que terminan siendo una combinación de todos los otros tipos de combate, dependiendo del tipo que sea.

 

Conclusión

 

Por jugabilidad, construcción de los personajes y una historia que termina convenciendo, Hideo Kojima superó todas las expectativas con Death Stranding. Su cuestionada estrategia de lanzar pequeños adelantos en momentos claves, siempre sin dar muchos datos sobre la historia, terminó siendo la medida justa para mantener en vilo a todos los gamers.

 

Desde que el realizador japonés Hideo Kojima decidió cortar su vínculo histórico con Konami, su primera obra como referente del estudio Kojima Productions estuvo inmersa en un gran misterio alimentado, incluso, por ese primer adelanto de E3 2016. Pero pasaron cuatro años de ese 15 de diciembre de 2015 y el enigmático japonés parece haberlo hecho de nuevo: el próximo 8 de noviembre los fanáticos podrán disfrutar de el mejor cierre que un título exclusivo pudo haberle dado a la cuarta generación de consolas PlayStation 4.

 

 

 

[Clarin.com]

 

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Restore formatting

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.


×
×
  • Create New...